El Merendero está en un enclave especial para los amantes de la naturaleza, rodeado de olivos, encinas y granja con caballos.
Para ir a la ciudad, se tardaría 7 minutos en coche, ó 35 minutos paseando por un camino público donde podrás contemplar preciosas vistas de las murallas antiguas de la ciudad.